Todo sobre el gran mito del Coeficiente Intelectual


Hoy sábado, voy a contarles todo sobre el gran mito del Coeficiente Intelectual, de las pruebas que dicen medirlo y de los mitos alrededor de éste.

coeficiente intelectual

El Coeficiente Intelectual es algo que siempre hemos querido medir, para saber si somos inteligentes, si somos tontos o nos encontramos en la media de las personas.  Para ello tomamos alguna de las tantas pruebas que existen en internet y medimos que tan inteligente somos, sin embargo, investigaciones que datan del 2012 han revelado que estos test no miden exactamente el coeficiente intelectual de quienes lo toman.

Este estudio fue llevado a cabo por Roger Highfield, Adrian M. Owen y Adam Hampshire, quienes señalaron que las pruebas que existen en la actualidad solo miden aspectos específicos de la capacidad cognitiva. De esta forma solo sabremos si somos inteligentes por un aspecto en particular y no por la inteligencia o las habilidades que tengamos. En la vida real, existen personas de todo tipo, por ejemplo hay quienes son extremadamente capaces para aprender idiomas pero no sirven para nada más y otras personas que tienen una memoria privilegiada pero sin incapaces de razonar.

coeficiente intelectual

En la investigación de los científicos, han demostrado que para diferentes procesos de pensamiento, se utilizan diferentes partes del cerebro, por lo que una simple prueba no sería capaz de medir el mito del Coeficiente Intelectual de una persona. Además señalan que jugar videojuegos ayuda a realizar de mejor manera las pruebas de memoria a corto plazo y de razonamiento, pero no necesariamente quienes juegan constantemente poseen mejor memoria a corto plazo frente a las distintas situaciones de la vida real.

conocimiento cognitivo

Además hablaron sobre el sesgo cultural que poseen algunas pruebas de conocimiento, ya que muchas veces se encuentran orientadas a cierto grupo de personas o raza, y es muy difícil crear pruebas que no tengan ningún sesgo, es por ello que ellos se centraron en hacer pruebas más justas y medidas. El test que diseñaron los tres científicos dura aproximadamente 30 minutos, consiste en 12 pruebas diferentes donde se evalúa la memoria, la capacidad de atención, el razonamiento y la capacidad de planificación entre otras habilidades, pero inevitablemente contienen un sesgo cultural, ya que solo se encuentra en inglés la prueba.






Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *