Las neuronas se sirven de los prejuicios para juzgar


Las neuronas se sirven de los prejuicios para juzgar, así lo determinó un nuevo estudio que encontró que el cerebro humano, suele tener una tendencia natural para encasillar a ciertos grupos de personas, sobre todo cuando los mismos se asocian a características negativas. Lo que proporciona la investigación es una indicación de enfriamiento de cómo pueden influir los medios en el refuerzo de los mecanismos neuronales detrás de este tipo de perfiles raciales y étnicos.

Las neuronas se sirven de los prejuicios para juzgar

Psicología social neuronal

Para poder determinar que las neuronas se sirven de prejuicios para poder juzgar, científicos de Universidades británicas y australianas crearon poblaciones ficticias. Algunas de las poblaciones no reales fueron designadas como el mal y otras eran inherentemente buenas.

Entonces los autores del estudio, mostraron titulares de noticias a un grupo de participantes que lo que hicieron fue ayudar a establecer la naturaleza moral que poseía cada población. Uno de los ejemplos fue que se les dijo que un miembro del grupo, había consolado a un amigo que recientemente se le había fallecido su abuelo. Sumado a otro ejemplo se les comentó que un miembro de otro clan, le había dado una patada a un gato.

Lo que se pudo observar tras estos prejuicios es que el cerebro de los participantes, precisamente en su polo temporal se activaba a medida que se iban desarrollando prejuicios contra los grupos. Entonces al negar noticias negativas sobre los grupos, la actividad de dicha parte del cerebro aumentó y no había ningún tipo de actividad cuando se leían noticias positivas. Entonces el equipo de investigadores pudo llegar a la conclusión de que el nivel de prejuicios de una persona la indica esa parte del cerebro.

Estos hallazgos pueden sugerir entonces que los prejuicios pueden ser un rasgo inherente al ser humano. No es casual entonces que los medios de comunicación suelan tener el poder de influenciar a nuestra maquina mental y así causar estereotipos negativos en nuestra conciencia






Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *