La altura también es un factor para las enfermedades


Estudios recientes nos informan que la altura también es un factor para las enfermedades, por lo que hay que cuidarse más sabiendo si tenemos determinada altura o no. Éste es un dato muy curioso que hoy les estoy brindando y por suerte también me estoy informando.

factor de riesgo

Según el artículo publicado, el crecimiento de la población en cuanto a la altura es un factor para las enfermedades como el cáncer, la diabetes o trastornos cardivasculares. Se dice que las personas altas no sufrirán de ninguna de las últimas dos enfermedades, pero serán más propensos a la primera.

El estudio fue realizado por el profesor Hans-Ulrich Häring del Instituto de Investigación de la Diabetes y las Enfermedades Metabólicas de la Universidad de Tubinga en Alemania y por el profesor Norbert Stefan del Departamento de Medicina Interna de la misma ciudad en Alemania, además fueron acompañados por el profesor Frank Hu de la Escuela de Medicina Pública de Harvard y la Escuela Médica de Bostón en Estados Unidos y por el profesor Matthias Schulze del Instituto Alemán de Nutrición Humana de Potsdam. Estos cuatro cerebros fueron los encargados de analizar diversos factores para determinar la relación de la antigua hipótesis.

LA ESTATURA

Hoy en día el crecimiento poblacional en cuanto a la altura está siendo analizado con detenimiento ya que por ejemplo, en los Países Bajos, las personas son 20 centímetros más altos que sus antepasados. Esto es un factor para las enfermedades mencionadas anteriormente, puesto que la mortalidad de dichas personas tienen en común alguna enfermedad de ellas. Según Schulze, ha determinado que por cada 6,5 cm de altura, aumenta el riesgo de morir de cáncer un 4% pero disminuye en un 6%  morir por una enfermedad del corazón.

El profesor Stefan también nos afirma según ciertas investigaciones que llevó a cabo que: “las personas altas son más sensibles a la insulina y tienen menos contenido graso en el hígado, lo que podría explicar por qué son menos propensos a los trastornos cardiovasculares y a la diabetes tipo 2″. Además de ello, la activación del sistema IGF-1/2 (sistema de crecimiento de la altura) se podría relacionar con el mayor riesgo de sufrir cánceres de piel, pecho o colon.






Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *